El diseño de procesos socioéstéticos

El nuevo sensorium tecnológico conecta los cambios en las condiciones del saber con las nuevas maneras del sentir, y de ambos con los nuevos modos de juntarse, esto es con las nuevas figuras de la socialidad. Con el consiguiente emborranamiento de las fronteras entre experimentación técnica e innovación estética. Hay en esa des-ubicación del arte por su acercamiento entre experimentación estética el surgimiento de un nuevo parámetro de evaluación tanto del arte como de la técnica. Distinto al de su mera instrumentalidad económica o su funcionalidad política, la técnica aparece a una nueva luz, la de su capacidad de significar algunas de las más hondas transformaciones de época que experimenta nuestra sociedad: el computador transmutando el estatuto del número de signo del dominio sobre la naturaleza a mediador universal del saber, y también del operar, tanto técnico como estético. Mediación numérica que acarrea a su vez el paso de la primacía sensorio-motriz a la sensorio-simbólica. Dando lugar a un nuevo tipo de interacción entre los sentidos y la abstracción que acaba redefiniendo las fronteras entre arte y ciencia. el computador transmutando el estatuto del número: de signo del dominio sobre la naturaleza a mediador universal del saber, y también del operar, tanto técnico como estético. En buena medida lo que las ciencias teorizan son modos de percepción que el arte prefigura. Y si eso viene de tiempo atrás no podemos extrañarnos entonces de que hoy el artista sienta su vez la tentación de programar música o poesía. Lo que, por escandaloso que suene al oído romántico, es sólo indicador de la hondura del cambio que está sufriendo la relación hombre-máquina. Un cambio de sentido que convierte la simulación científica en ámbito de experimentación estética: de la poética y de la sensibilidad de época. De otro lado la des-ubicación del arte por la técnica hace emerger su capacidad de desviar/subvertir la fatalidad destructiva de una revolución tecnológica duante tantos años dedicada, directa o indirectamente, a acrecentar el poderío militar. La relación arte/técnica/comunicación señala entonces, tanto o más que un proceso de difusión de estilos y de modas, la reafirmación de la creación cultural como el espacio propio de aquel mínimo de utopía sin el cual el progreso material pierde el sentido de emancipación y se transforma en la peor de las alienaciones.

Frente a la banalizada, y banalizadora, estetización de la vida cotidiana –y también frente a su otro polo, el éxtasis de la forma confundiendo el arte con el gesto provocador y la mera extravagancia– no se vislumbra una “salida” cercana, pero al menos hemos ido aprendiendo que ella pasa hoy ineludiblemente por abrir la estética a la cuestión cultural: esa que nos aboca al espesor de la heterogeneidad a que nos expone la diferencia de las sensibilidades y los gustos, de los modos de vida alternativos y los movimientos sociales.

[Culturas/Tecnicidades/Comunicación] via Jesús Martín-Barbero. Iberoamérica: Unidad Cultural en la Diversidad. Organización de Estados Iberoamericanos.

Advertisements

One Response to “El diseño de procesos socioéstéticos”

  1. […] Jacinto Quesnel wrote an interesting post today onHere’s a quick excerpt […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: