Envidia de la buena

Si, es cierto, en sí no existe envidia buena. Cuando uno usa esa frase uno se refiere mas bien a que se le está deseando lo mejor a aquella persona. Que se está orgulloso o feliz por su situación.

También la envidia mala puede ser buena cuando se maneja como un estímulo para ser mejores y se desechan los sentimientos que opacan el alma.

La envidia es mi pecado. Me he llegado a envidiar al vagabundo de la esquina porque le regalan la comida del super y por lo tanto se alimenta mejor que yo. Sigue siendo envidia de la buena porque la verdad se siente bien saber que ese hombre tiene alegrías en sus días a pesar de su situación.

A mis amigos artistas que están saliendo adelante les tengo un chingo de envidia de la buena. Son mi banda. Los quiero. Sigan así. Yo quiero de eso. Un abrazote.

Felicidades a Carlos, Brianda y Ramses por su participación en FEMACO y Estacionarte. Que chingón.

Advertisements

2 Responses to “Envidia de la buena”

  1. Interesante empleo y entendimiento de la frase popular, Aunque sea pecado, seria bueno que la sociedad empleara de esta manera la envidia, pero bueno, supongo es mucho pedir.

    Saludos Jas, Pongale Producto de gallina a tu Arte.

  2. ambar Says:

    Yo te tengo envidia de la buena por ser tan alto y tener barba.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: